Saltar al contenido
Rutas Turísticas

Visitar Lagos, Portugal

Lagos Portugal

Si lo que busca son unas vacaciones en playas idílicas, entonces lo mejor será que planifique un viaje a la ciudad portuguesa de Lagos. Esta ciudad histórica se encuentra en el Algarve y fue la capital del reino del Algarve durante el dominio español. Fue desvastada por el terremoto de 1755. Antiguamente un famoso puerto marítimo, hoy en día la mayoría de los visitantes visitan Lagos para disfrutar de su fantástica variedad de restaurantes (con excelentes platos de mariscos), playas y una vida nocturna muy animada.

Durante el verano, esta ciudad se convierte en el centro del turismo, con interminables bares, cruceros y diversión al sol. Lagos también sirve como base de operaciones para explorar los pueblos vecinos, sus hermosas calas y cuevas.

Cosas que ver y hacer en Lagos

Ver el Castelo dos Governadores

El Castillo de los Gobernadores, junto al río que ha sido muy bien restaurado y convertido en un pequeño museo. No olvides tu cámara porque una vez en la cima hay unas vistas impresionantes del mar. Se encuentra muy cerca del centro de la ciudad.

Explorar las iglesias históricas

Construida en el siglo XVI, la iglesia de Santa María se convirtió en la iglesia parroquial de Lagos a mediados del siglo XVIII, después de que la antigua iglesia parroquial fuera destruida por el terremoto de 1755. La iglesia de Santo António, del siglo XVIII, se encuentra justo al lado de la orilla del mar El altar está decorado con algunas de las más notables tallas barrocas doradas de Portugal.

La Iglesia de San Sebastián es la de mayor impacto visual, fue construida en el año 1325, después de varias ampliaciones y reconstrucciones hoy es un edificio ecléctico. En esta iglesia se puede apreciar un conjunto de pinturas del siglo XVI y una impresionante Capilla de Huesos.

Pasear entre las rocas en Ponte da Piedade

A pocos kilómetros de Lagos se encuentra el famoso Ponte da Piedade, donde se encuentran algunas de las formaciones rocosas más bonitas de Portugal. Esta área aislada es una maravillosa excursión de un día para deslumbrarse con sus acantilados, cuevas y túneles tallados por el mar en las rocas.

Disfrutar de sus playas

Una de las principales razones para visitar Lagos es disfrutar en sus playas. Las playas van desde la larga y amplia playa de Meia Praia, en el extremo oriental de la ciudad hasta las calas solitarias bajo los altos acantilados de Ponta da Piedade.

Practicar algún deporte acuático

El Algarve es un lugar muy popular para la práctica de deportes acuáticos, especialmente el surf, el kayak y el kitesurf. Es fácil alquilar un equipo y en Lagos hay muchísimas tiendas, o si lo prefieres puedes contratar clases. El buceo es espectacular en esta zona donde se encuentran numerosas cuevas submarinas y barcos hundidos.

Visitar el Mercado Municipal

Llegue temprano y vea una maravillosa selección de mariscos frescos acabados de sacar del mar. En la planta baja y en el primer piso hay varias tiendas de productos frescos y en el segundo piso hay un mirador y un restaurante. Este es un gran lugar para pasar una mañana y comer mariscos.

Antiguo Mercado de Esclavos

En un rincón de la Praca da Republica, bajo los arcos de la antigua aduana, se encuentra el primer mercado de esclavos de Europa. El mercado se abrió en 1444 y se dice que, esclavos desde África. El Museo del Mercado de Esclavos muestra la historia de los primeros esclavos vendidos en esta localidad y la trayectoria seguida durante los siglos XV al XVII. Está abierto todos los días excepto los lunes de 10:00 a 12:30 y de 14:00 a 17:30. La entrada cuesta 4 EUR.

Camine a lo largo de las murallas de la ciudad

Las murallas de Lagos datan de la época romana o cartaginesa, pero fueron ampliadas para dar cabida al crecimiento de la ciudad durante el periodo de dominación árabe. Las murallas y sus torres ofrecen unas vistas espectaculares de Lagos.

Visite el Museo Municipal

El Museo municipal se encuentra junto a la iglesia de San Antonio, y alberga un enorme patrimonio como las piezas de arqueología pertenecientes al Neolítico, lusoibéricas, romanas y árabes y las de arte sacro con pinturas del siglo XVIII. También tiene información sobre la historia de la ciudad. Es una buena manera de pasar unas horas cuando estás cansado de la playa. La entrada cuesta 3 EUR. El museo está abierto todos los días excepto los lunes, de 9:30 a 12:30 y de 14:00 a 17:00.