Saltar al contenido
Rutas Turísticas

Visitando Lisboa, Portugal

De visita en Lisboa

Visitando Lisboa, Portugal. Hay algunos lugares de los que nunca sales. Puede que no estés allí físicamente, pero una parte de ti se queda atrás para siempre en ese lugar que robó tanto de tu corazón. Estás allí, reviviendo esos recuerdos iniciales y esperando que se hagan nuevos.

Hay ciudades de las que te enamoras desde la primera vez que la visitas. Cuando comienzas a planificar una segunda visita empiezas a hacerte preguntas ¿Será que sólo estoy persiguiendo una quimera? ¿Y si ya no es lo mismo? ¿Y si vuelvo y me decepciona? ¿Me pasaré todo el tiempo comparando el presente con el pasado?

Que ver en Lisboa en un día

lisbon portugal

Con Lisboa no te ocurrirá nada de eso y te irás más enamorado que nunca y pensando en regresar nuevamente a la primera oportunidad. Camina por nuevas calles y te parecerá que ya has estado allí antes. Te moverás en el metro con mucha más facilidad. Te sentirás como en casa en restaurantes desconocidos y te sentarás a compartir chistes con los dueños portugueses, aunque no se entiendan el uno al otro.

Principalmente, vague por la ciudad mientras se maravilla de lo encantadora que es – llena de casas de tejas con techos rojos y sinuosas calles empedradas que serpentean entre casas de varios pisos cubiertas con banderas portuguesas y tendederas colgantes llenas de ropa.

En cada momento se dará cuenta de lo hermosa y sorprendente que es Lisboa.

lisbon portugal

En su recorrido relájese en la playa cercana de Cascais, esté algún tiempo dorándose bajo el sol, tome un baño de mar y coma un fabuloso pescado en alguno los deliciosos restaurantes con vistas al mar. Visite los sitios turísticos como el museo de historia de la ciudad y el castillo. Camine hasta bien tarde en el Barrio Alto, conocido por su animada vida nocturna.

lisbon portugal

Hay momentos que viajan cuando las estrellas parecen alinearse. Beba vino en un café lleno de locales mientras observa a los niños del barrio jugar al fútbol en la calle y a las abuelas colgar la ropa acabada de lavar en las tendederas colocadas en las ventanas. La vida no puede ser mejor en momentos así.

Lisboa está llena de una arquitectura maravillosa, historia, carisma, vida nocturna, gente y un presupuesto tan increíble que no podrá evitar soñar con alquilar un apartamento tranquilo en una de esas calles empedradas.

Algunos lugares te sorprenden, otros lugares te dejan sin aliento. Y luego hay lugares como Lisboa que capturan tu alma, y ya no serás el mismo. Querrás regresar y seguir disfrutando de esta encantadora ciudad.