Comida callejera en Tailandia

La cultura de la comida callejera en Tailandia. Los tailandeses hacen casi todas sus comidas en la calle. En Bangkok los ves caminando por la calle con bolsitas llenas de arroz, curry, fideos o sopa. Con una comida callejera tan barata son muy pocos los tailandeses que cocinan sus propias comidas. Las sillas de la acera están llenas de compañeros de trabajo que comparten durante la comida antes de irse a sus casa. En Tailandia comer es una actividad social en la que la sensación de hambre, y no la hora del día, es la que te dice cuándo debes comer.

Los puestos se alinean en las calles, vendiendo de todo, desde bocadillos hasta comidas sentadas. Las secciones a menudo se especializan en ciertos productos, y la hora del día dicta qué puestos estarán donde con la precisión de un reloj suizo.

La cultura de la comida callejera en Tailandia

Para desayunar, solo tienes que salir a pasear por la calle. A tu alrededor, los tailandeses estarán comprando el desayuno (normalmente fruta o sopa). Los trabajadores aprovechan para comprar sus almuerzos, llevando arroz, curry, platos de fideos y sopa.

Si después de desayunar vas a explorar la ciudad, tendrás hambre nuevamente al cabo de unas pocas horas. Cualquier cosa que comas en el desayuno no te llenará mucho, lo cual es una de las razones por las que los tailandeses siempre están comiendo. Comen constantemente durante todo el día porque comen raciones pequeñas. Tradicionalmente, los tailandeses también comen comidas muy bajas en calorías, aunque el aumento de la dieta occidental ha conducido recientemente a un aumento de la obesidad. Sin embargo, en su mayor parte, los tailandeses siguen siendo pequeños y saludables.

street vendor in thailand

En Chinatown puedes comerte un bocadillo antes del almuerzo. A tu alrededor seguramente habrá muchos vendedores que venden caramelos, pescado frito, Pad Thai, fruta y espetadas de carne. Aquí puedes comer básicamente cualquier cosa que se te ocurra.

fried fish, noodles, pad thai and other thai street food, dinner at the market in Bangkok

Algunos de estos vendedores tienen un buffet y en cuanto veas todas las ofertas querrás elegirlo todo. Pero te recomiendo comer algo ligero para seguir caminando hasta la hora de almuerzo, aunque el olor del pollo marinado con un montón especias sea tentador cuando el cocinero lo coloca sobre la parrilla.

fried eggs sold on the street in thailand

Cuando llegue la hora del almuerzo puedes sentarte en uno de los puestos. Los tailandeses que salen de sus oficinas los llenarán enseguida para compartir la comida del mediodía mientras hablan sobre cualquier tema. A los tailandeses les encanta el curry y por todas las calles, el olor a curry llena el aire. Si vas a pedir algún plato con curry, pídelo al estilo occidental para que el picante sea más suave, aunque si no estás acostumbrado al picante, así y todo encontrarás que la comida todavía es demasiado picante.

No dejes de probar los wontons fritos ni los rollitos de primavera. Los rollitos de primavera tailandeses son deliciosos: son ligeros, crujientes y la salsa agridulce añade el elemento de especias adecuado. Solo debes tener presente que la comida tailandesa es muy, muy picante.

Después de almorzar puedes seguir explorando Bangkok hasta la hora de la cena.

pad thai making street stall in the night market bangkok

A la hora de la cena es mejor que te dirijas al centro de la ciudad. Mira todas las tiendas de los alrededores y déjate llevar por tu instinto ¿o será mejor por tu olfato?.

Si quieres experimentar un plato delicioso pide un Pad Kra Pao. Es un plato de pollo cortado en trozos pequeños con chile picante y albahaca y que generalmente lo sirven con arroz blanco. Si ya te has familiarizado con la comida tailandesa puedes perdirlo «mai pet» (no picante) pero, para los tailandeses, «no picante» significa con un poco de chile y siempre terminarás con la boca como un volcán.

Cuando vayas caminando de regreso para tu hotel, con la barriga llena, todavía olerás el curry y la sopa y escucharás como fríen el pollo. Dormirás tranquilo sabiendo que nunca vas a pasar hambre en Bankok.

Dejar respuesta

Por favor, escriba un comentario
Por favor, introduce tu nombre