Saltar al contenido
Rutas Turísticas

Viajando por Berna, capital de Suiza

Berna

Berna, capital de Suiza, cuenta con infinidad de sitios históricos muy bien conservados, lugares impresionantes por su belleza y simbolismo. En Berna podrás disfrutar de unas vacaciones memorables recorriendo la ciudad y participando de la amplia gama de actividades que te brinda esta ciudad.

Con sus casas de piedra, sus callejones, sus numerosas fuentes y sus torres históricas, el casco antiguo de Berna, te transporta a la época medieval. Lo mejor es hacer el recorrido a pie, pero para tener una excelente vista panorámica de la ciudad, nada mejor que visitar el Jardín de Rosas y subir a lo alto de la catedral.

Como ciudad medieval, Berna fue construida alrededor del río Aare y desde su fundación en 1191, ha logrado mantener con éxito su casco antiguo, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1983.

Berna

¿Qué conocer en Berna?

La Catedral de Berna es la construcción más reciente de la arquitectura gótica tardía en Europa. Se construyó como una iglesia protestante en el siglo XVIII. La torre de esta catedral gótica tiene 100 metros y es la más alta de Suiza. Puedes acceder a través de unas escaleras de caracol y desde allí se pueden contemplar algunas de las vistas más increíbles de la ciudad.

Otra atracción que no debes perderte en Berna es el famoso reloj de la torre construido en 1530 y donde verás como se reúne el público frente a la torre para observar cómo su mecanismo del siglo XVI realiza un espectáculo único cada hora del día.

Muy cerca del reloj se encuentra la Casa de Einstein, en el piso en que vivió entre 1903 y 1905 y fue durante esta etapa que desarrolló la teoría de la relatividad. Este museo se encuentra abierto al público, mostrando en una planta la decoración y los muebles de esa época y en la siguiente planta están documentos y obras de este importante científico.

Como capital del país, Berna es el centro del gobierno de Suiza y te encontrarás con que al lado de la estación de trenes está el Parlamento. Las Cámaras del Parlamento reciben visitantes para un recorrido por el interior del edificio.

El río Aare divide la ciudad y sirve como punto de partida para visitar muchas de las principales atracciones de Berna. Una de estas atracciones incluye el Parque de los osos, que sirve de hogar a estos animales. El oso es el símbolo de Berna y lo encontrarás en su bandera y en su escudo. También en una fuente frente al Reloj de la torre.

Berna, al estar ubicada en el corazón de Suiza, es la puerta de entrada a los Alpes y también es la base perfecta para realizar visitas a otras ciudades. Los visitantes de Berna tienen infinitas oportunidades de descubrir muchos lugares diferentes en Suiza y en otras ciudades europeas cercanas.

Atracciones que visitar en Berna

Hay muchas atracciones y actividades para visitar en Berna, además de la cantidad de excursiones a los alrededores de la ciudad. Aunque el sistema de transporte público de Berna es magnífico, el centro de la ciudad se explora mejor a pie, sobre todo la parte del casco antiguo.

El Lauben es la zona comercial  cubierta más larga de Europa. Son seis kilómetros de arcadas donde encontrarás boutiques, galerías, bares, tiendas de productos delicatessen y también cafés en los que reponer la energía. Esta larga galería protege a los visitantes en los días de lluvia y les ofrece su sombra en los calurosos días del verano.

Berna

El Glaciar Aletsch, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, es increíblemente impresionante con sus miles de millones de toneladas de hielo que se extienden desde la ladera norte del Monte Eiger y Jungfrau hasta Valais. Puedes hacer alguna de las excursiones guiadas y así podrás atravesar el famoso túnel Lötschberg y el de Kandergrund, que es un túnel helicoidal.

En el Oberland bernés, con sus hermosos paisajes, es uno de los atractivos paseos que no te debes perder. Puedes hacer un recorrido por sus senderos y si no eres de practicar senderismo pues puedes conocer esta zona utilizando el tren de cremallera o navegando por el lago Brienz o por el Thun.

El Schilthorn, con una altura de casi 3 mil metros, es otra maravilla del Oberland bernés que puedes visitar y disfrutar de unas magníficas vistas panorámicas. En la cumbre del Schilthorn hay un restaurante giratorio desde donde podrás contemplar el Monte Eiger, el Mönch y el Jungfrau. Muchas escenas de películas de James Bond fueron filmadas en este lugar.

El Golden Pass es una ruta de trenes muy utilizada por los turistas que visitan los Alpes Suizos. El tren Panoramic Express forma parte de esta ruta y tiene un recorrido encantador para que disfrutes de las óptimas vistas del paisaje alpino. Este tren puedes tomarlo en Montreux.

Zermatt, Berna

Como popular excursión de día completo desde Montreux, te recomiendo una visita al típico pueblo de montaña de Zermatt, a 1620 metros de altitud. El viaje en tren es una experiencia memorable, recorriendo el lado sur de la montaña Lötschberg, el hermoso paisaje del valle y la montaña Matterhorn.

Desde Berna podrás trasladarte al pintoresco pueblo medieval de Gruyères, que se encuentra a menos de 70 km y en tren puedes hacer el viaje en 46 minutos. Entre las cosas más interesantes para visitar está el museo que se encuentra dentro del castillo de Gruyeres, en el que se muestran 800 años de historia, arquitectura y cultura de la región. Además, una visita la fábrica de quesos de Gruyere te ofrece la oportunidad de conocer el origen y el proceso de producción de este famoso queso.

Disfrute de una noche de entretenimiento en el Kursaal de Berna. La impresionante arquitectura del lugar contribuye a un ambiente de vida nocturna emocionante. Las atracciones emocionantes del Kursaal incluyen el Grand Casino con el glamour de Las Vegas, el Hotel Allegro, un centro de congresos donde también se celebran eventos culturales como el Festival de Jazz de Berna, varios restaurantes y bares.

El Zentrum Paul Klee es el museo alberga la colección más grande del mundo de la obra de Paul Klee. La edificación de acero y vidrio construida por el arquitecto italiano Renzo Piano le ha impartido a Berna un toque moderno de diseño y cultura. En el Zentrum Paul Klee, además del museo se celebran actividades muy variadas como conferencias, conciertos, exposiciones temporales, talleres de arte para niños y adultos, por lo que se le considera como un centro multidisciplinario.

El Museo de Bellas Artes de Berna fue fundado en 1879 por lo que se considera el más antiguo del país. Cuenta con una exposición permanente que abarca obras desde la Edad Media hasta el arte moderno, tanto de artistas nacionales como internacionales. Esta colección incluye obras de Paul Klee, Ferdinand Hodler, Picasso, Dalí, Manet, Cezzane y Durero entre otros muchos.

En el Museo alpino suizo podrás descubrir las características naturales y culturales de los Alpes Suizos. Las exposiciones de este museo tratan sobre el importante papel de los Alpes en el arte y la literatura, la flora y la fauna, la geología y de la sociedad, la economía y la política actual en esta región.