Staycation

Muy a menudo surge un nuevo término que se populariza rápidamente como es el caso de «Staycations«. A la gente siempre le gusta definir las cosas. Supongo que darle un nombre a algo significa que lo entiendes. Y una palabra que parece estar ganando popularidad es “staycations”.

Aunque esta palabra existe desde hace bastante tiempo, ha tomado auge con la situación que ha provocado el coronavirus a nivel mundial.

Las “staycations” se puede definir como quedarse en casa sin ir al trabajo, en lugar de irse al extranjero o a alguna otra localidad durante muchos días.

Unas vacaciones son cuando sales de la comodidad de tu casa y te vas a otra parte, cambias de aires, haces algo diferente que rompa la rutina. Para hacer eso no necesitas estar en un lugar lejano ni hacer un viaje que dure muchos días. Puedes ir a pasarte dos o tres días de vacaciones a una ciudad vecina o de campismo en el bosque o en la playa.

Staycations: una palabra de moda

Quedarse en casa sin ir al trabajo durante una semana no son unas vacaciones, es quedarse en casa sin ir al trabajo durante una semana. Además, al estar en casa puedes caer en la tentación de revisar tu correo electrónico del trabajo o hacer tareas estresantes que no te permitirán obtener uno de los grandes beneficios de unas vacaciones: ¡tiempo para relajarte!

Como las vacaciones son tan apreciadas por la gente, la gente ha designado esta actividad de quedarse en casa como algo especial. Si ya sabes que vas a estar un tiempo de «staycations», aquí tienes una serie de cosas que puedes hacer para mezclar las cosas durante esos días:

Staycation2

1. Voluntariado – Rompa con la norma y vaya a ayudar a otros con su tiempo. Hay muchas personas que necesitan ayuda en este momento, incluyendo personas de su propia comunidad. Es una excelente manera de conectarse con personas de diferentes orígenes y experiencias y de retribuir a la comunidad.

¿No estás seguro de por dónde empezar? Comience con sus intereses. ¿Qué te gusta hacer? ¿Hay alguna manera de que puedas incorporar eso en tu voluntariado? Por ejemplo, si te gusta jugar al ajedrez, el arte o los deportes, puedes intentar ser voluntario en un programa extraescolar. Si te gusta realizar actividades al aire libre, averigua si hay un grupo que se dedique al mantenimiento de senderos o a la limpieza de las playas. Los bancos de alimentos son otro lugar común que casi siempre necesita ayuda voluntaria.

No hay escasez de personas y organizaciones que necesitan ayuda. Todo lo que tienes que hacer es dar el primer paso.

2. Aprende una nueva habilidad – Toma unas clases de cocina, aprende yoga o aprende algo de carpintería. Puedes aprender algo nuevo sin moverte de tu ciudad. Si vas a quedarte en casa, quédate en casa pero haz algo diferente.

3. Haz un viaje por carretera – Viajar durante tus vacaciones no tiene por qué ser a un lugar exótico, sino que puedes hacerlo en tu propia ciudad. Aprender algo nuevo sobre tu ciudad puede ser tan bueno como tomar un avión para ir a otro país.

Podrías pensar que has visto todo lo que hay que ver en tu ciudad, pero si cambias tu perspectiva, como pasar de un viaje en coche a una larga caminata, a menudo te abre mundos completamente nuevos.

Casi todas las ciudades, por pequeñas que sean, tienen al menos un museo, un monumento histórico u otro punto de interés con el que probablemente no estés familiarizado. Busca algunos y visítalos uno cada día.

Revisa las guías de viaje de tu ciudad. Con esto aprenderás una de dos cosas: en el mejor de los casos, podrías encontrar algunas cosas que no conocías. Por otro lado, podrás darte cuenta de cuán inexactas y equivocadas son las guías.

4. Establece una meta – Trata de hacer algo diferente cada día para mantener las cosas interesantes. Puedes planificar que cada día probarás un nuevo tipo de comida, o verás una película de un país diferente, o visitarás una nueva parte de la ciudad. Se trata de experimentar cosas nuevas y probar algo diferente.

Para mantenerte comprometido y cumplir las metas, comparte tus experiencias en las redes sociales. Sube un video probando alguna de las nuevas comidas o explorando tu ciudad. Involucra a tus amigos y familiares aceptando sus sugerencias. Cuanto más positiva y comprometida sea tu experiencia, más probable es que la disfrutes.

Viajar es más que moverse de un lugar a otro. Así que si realmente vas a quedarte en casa, sal de tu zona de comodidad mental y viaja a nuevas ideas, disfrutando al máximo de tu «staycations».

Dejar respuesta

Por favor, escriba un comentario
Por favor, introduce tu nombre