Viajar es bueno

¿Por qué es bueno viajar? Todos tenemos nuestras razones para viajar: la pasión por los viajes, el amor por una nueva cultura, el deseo de descansar y salir de la rutina, la necesidad de olvidar, o la necesidad de conocer gente nueva. Los viajes se convierten en una oportunidad para que las personas se enfrenten a diferentes situaciones, a que experimenten cosas nuevas. En su esencia, los viajes son una herramienta de desarrollo personal. Es una manera agradable de aprender.

Debido a que los viajes ofrecen tanto a tantas personas diferentes, los viajes son un atractivo para todos. San Agustín dijo una vez: «El mundo es un libro, y el que no viaja sólo lee una página». Esa cita es pura realidad.

En ese libro del mundo, todas las páginas son diferentes. Todo es nuevo y todo está cambiando continuamente. Y unas de las razones principales que buscamos en los viajes es el cambio de aire. Ya sea que vayas a ver una pirámide o a experimentar una nueva cultura, ya sea que te vayas de vacaciones, a estudiar o a trabajar, y ya sea que vayas por un mes o un año, al final todos vamos porque buscamos un cambio. Buscamos conocer algo diferente. Un cambio en uno mismo, una actitud, la rutina diaria o conocer otra cultura, el cambio es lo único que nos hace salir de viaje.

¿Por qué es bueno viajar?

El cambio constante crea una oportunidad para que nos reconciliemos con el mundo que nos rodea y descubramos quiénes somos.

En este mundo moderno de hipotecas, viajes compartidos y cuentas, nuestros días pueden volverse bastante reglamentados y aburridos. Generalmente, nuestros días raramente muestran grandes cambios. Bajo el peso de todo esto, a menudo perdemos de vista lo que es importante para nosotros y cuáles son nuestros objetivos. Nos quedamos tan atrapados entre el trabajo o los estudios, que nos olvidamos de cómo parar, respirar y oler unas rosas.

Cuando estás en tu casa, puedes planear los días con meses de anticipación porque no van a ser muy diferentes unos de otros: ir al trabajo, comer, dormir, repetir. Sin embargo, cuando estás de viaje cada momento representa un nuevo comienzo. Ningún día es igual. No se puede planear lo que va a pasar porque nada está escrito. No tendrás que llegar puntualmente al trabajo, no tendrás reuniones programadas, tendrás el futuro en abierto.

the possibility of travel nomadic matt

En los viajes siempre experimentarás un cambio constante. Los lugares, las culturas, las ciudades, los países van cambiando durante todo tu viaje. Ningún día será como el anterior.

Una de las principales razones por las que viajamos es porque queremos ver el mundo, ver algo diferente. Lo nuevo, lo emocionante, lo diferente y la aventura: todo está ahí cuando viajas.

Los días ya no están marcados por las horas de trabajo, sino por los vientos cambiantes de su propio corazón.

Todos queremos algo diferente a nuestra rutina diaria, algo que nos desafíe. La gente prospera con la variedad: está conectada a nuestros cerebros. Nadie se despierta y está agradecido por estar sentado ocho horas en un cubículo. No. De lo único que hablamos es de salir de la rutina, derribar los muros y viajar a un lugar diferente.

Cuando viajamos estamos buscando algo nuevo, ya sea un lugar o sensaciones. Queremos ver la siguiente página del libro del mundo, aunque sólo sea por un corto tiempo. Eso es lo que hace que los viajes sean tan interesantes, intrigantes y atractivos para todos nosotros. Nos llama lo desconocido. Nos invita a ir a nuevas tierras y a retiros desconocidos. Nos da un respiro y un santuario. Nos muestra nuevos lugares, nuevas culturas y nuevas amistades. Los viajes siempre nos dan algo nuevo.

Dejar respuesta

Por favor, escriba un comentario
Por favor, introduce tu nombre