Tallin, en Estonia. Casi siempre se han considerado los países bálticos como una especie de frontera exterior de los países europeos, un lugar muy alejado de los trillados viajes turísticos por Europa que la mayoría de los viajeros buscan. No podría decir de dónde proviene la génesis de este pensamiento, pero probablemente se debe al hecho de que son pocas las personas que han decidido viajar a esos países o que por lo menos hayan pensado en ir. Rara vez se oye que alguien mencione los países bálticos.

Actualmente esa idea ha ido cambiando y ya son muchos los que viajan a esos lugares, empezando por Tallin, Estonia. Pero no espere encontrarse con una ciudad medieval, vacía y tranquila, una ciudad increíblemente desprovista de las multitudes turísticas que se ven en lugares como Praga o Brujas, souvenirs y restaurantes a precios exorbitantes. Tallin no es así en absoluto, en realidad es bien diferente.

Comencemos por decir que Tallin es una ciudad es hermosa. Visitar este lugar es como retroceder unos cuantos siglos, gracias a que han hecho un buen trabajo de conservación de su historia y de sus estructuras medievales. Las calles empedradas están bordeadas de casas medievales e iglesias antiguas. Pequeños callejones conducen a callejuelas más pequeñas, donde se encuentran patios de clausura. La ciudad todavía está rodeada por gran parte de su muralla de piedra original y muchas torres de vigilancia. Es impresionante. Por toda esta belleza fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1997.

Tallinn city walls

Tallin en la Unión Europea

Pero con la incorporación de Estonia a la Unión Europea en el 2004 y al ser Tallin «Capital Europea de la Cultura» en el año 2011, se comenzó a incrementar el turismo hacia esta ciudad. Además al ser un país muy barato, los turistas llegan aquí en masa. Por la noche, la ciudad puede volverse bulliciosa a medida que los bares se llenan de turistas que beben hasta emborracharse.

La Plaza del Ayuntamiento la encontrará animada tanto en verano con sus terrazas como en invierno con su mercado de navidad. El Ayuntamiento radica en un impresionante edificio, construido en estilo gótico en 1404, en el que destaca su torre de 64 metros. Otro edificio interesante es una de las farmacias más antiguas del mundo, Raeapteek, inaugurada a mediados de 1400. Esta farmacia, que continúa funcionando como tal, tiene una sala de exposiciones en la que se muestran algunos objetos curiosos del antiguo establecimiento.

town square in Tallinn, Estonia

En Tallin podrá encontrar muchos restaurantes medievales, vendedores, tiro con arco y excursiones. La ciudad tiene una fuerte historia medieval (se remonta al siglo XIII), y, aunque es fascinante, a veces se siente un poco demasiado Disney World.

medieval dressed people in Tallinn, Estonia

Camine en el aire fresco de la mañana para descubrir la magia de Tallin de la que todos hablan. A esas horas las calles están silenciosas, excepto por el sonido de los pájaros y la apertura de las tiendas. Las viejecitas caminan hacia la iglesia. Es más fácil apreciar la ciudad sin las multitudes de turistas. Podrá simplemente sentarse y maravillarse con la arquitectura e imaginarte la vida aquí hace cientos de años.

Otro lugar a no perderse es la Puerta Viru, que pertenece a las murallas, es la más conocida de Tallin. Actualmente la calle Viru es la más animada de la ciudad con sus tiendas, restaurantes y casetas de venta de flores.

En la colina de Toompea encontrará el castillo, sede del Parlamento de Estonia, flanqueado por la Torre de Pikk Hermann, uno de los símbolos de Estonia; la Catedral Ortodoxa Aleksander Nevski, consagrada en el año 1900; la Catedral Luterana de Santa María, fundada en el Siglo XIII, es la más antigua de Tallin y el mirador Patkuli, desde el que podrá disfrutar de la mejor vista panorámica de Tallin. No deje de visitar la Torre Kiek in de Kok donde radica parte del Museo de la Ciudad que recoge las fortificaciones, el armamento y la vida de sus pobladores durante la época medieval.  También es el punto de partida para el recorrido por los «Túneles del Bastión», los pasadizos subterráneos que recorren parte de la ciudad.

Tallinn, Estonia

Visite la colección de arte medieval del Museo de Arte de Estonia que se encuentra en la Iglesia San Nicolás de Tallin. Estas obras de arte son las que se encontraban en la iglesia y que fueron puestas a buen recaudo antes de la destrucción del edificio durante los bombardeos en la Segunda Guerra Mundial.

En general, Tallin es un lugar hermoso, no se puede negar, aunque es demasiado turístico para un lugar tan pequeño. El mejor momento para visitar Tallin sería fuera de temporada, cuando ya no hay tanta gente y así evitar la horda de viajeros de verano.

Hoteles Recomendados

Motel One Wien-Staatsoper   ★★★ Motel One Wien-Staatsoper
El Motel One Wien-Staatsoper está situado a solo 50 metros de la avenida Ringstrasse y a 100 metros de la ópera estatal.

9,0 Fantástico 4815 opiniones
Ver precio
Hilton Vienna Plaza   ★★★★★ Hilton Vienna Plaza
El Hilton Vienna Plaza está situado en el histórico bulevar Ringstraße, frente a la Bolsa, a solo 10 minutos a pie de la elegante calle comercial Graben, en el corazón de Viena.

8,6 Fabuloso 2394 opiniones
Ver precio
Grand Ferdinand Vienna – Your Hotel In The City Center   ★★★★★ Grand Ferdinand Vienna – Your Hotel In The City Center
El Grand Ferdinand Vienna – Your Hotel In The City Center fue inaugurado en otoño de 2015, está ubicado en el bulevar Ringstraße, en el centro de Viena, y ofrece piscina en la azotea, 3 restaurantes y...

8,6 Fabuloso 2635 opiniones
Ver precio

Dejar respuesta

Por favor, escriba un comentario
Por favor, introduce tu nombre