Evitar enfermarse

Cómo evitar enfermarse durante los viajes. Enfermarse es parte de la vida diaria, y estar de viaje no te exime de ese hecho, especialmente cuando viajas al exponerte a una nueva gama de insectos, parásitos y ambientes. El hecho es que cuanto más tiempo viajes, más probable es que te enfermes.

Sin embargo, la clave para minimizar las posibilidades de que esto ocurra es combatir activamente los factores de riesgo en primer lugar. Lo último que quieres hacer es exponerte a un riesgo mayor del necesario. La prevención es mucho mejor que cualquier cura.

Cómo evitar enfermarse durante los viajes

Lávate las manos a menudo

Outdoor sinks used to ask your hands and prevent illnessSé que esto suena básico, pero es sorprendente cuánta gente lo olvida y el simple acto de lavarse las manos es clave en el control de infecciones. Lavarse las manos tiene un gran impacto en el control de una infección en tu entorno, pero lo mismo ocurre en todos los aspectos de la vida diaria y viajar por el mundo no es una excepción.

La higiene de las manos es esencial para detener la propagación de la infección y puede reducir drásticamente tus probabilidades de tener diarrea, vómitos, intoxicación alimentaria, gastroenteritis, gripe o incluso Coronavirus.

Muchos viajeros llevan pequeñas botellas de gel para las manos y son excelentes como respaldo, pero no son un reemplazo para un buen lavado de manos con agua y jabón. Siempre que sea posible, lávate las manos con agua caliente durante al menos treinta segundos antes y después de comer y siempre después de ir al baño.

Bebe agua embotellada

Cuando no se puede estar seguro de la pureza del agua local o si se viaja a zonas donde el saneamiento no es tan bueno, entonces no hace falta decir que se debe evitar el agua del grifo. Incluso si los locales la beben sin ningún problema, tu estómago puede no tener las bacterias adecuadas para protegerlo de enfermarse, así que lo mejor es evitar el agua del grifo local, incluso la del hielo en las bebidas.

Durante un viaje es recomendabñe beber siempre agua embotellada y verificar que el sello esté intacto en la parte superior de la botella (una estafa común es vender botellas rellenas de agua del grifo). También puedes usar una botella de agua con filtro incorporado ya que esto reduce la necesidad de comprar botellas de agua constantemente, ahorras dinero y ayudas al medio ambiente.

Ten cuidado con la contaminación de los alimentos

Thai feast of fish and noodles at an outdoor restaurantLa comida es una de las mayores causas de la diarrea y de los problemas gastrointestinales en cualquier aventura de viaje. Si no tienes cuidado con la comida en tus viajes, podrías estar potencialmente expuesto a la diarrea, Salmonella, E. coli, Giardias y mucha más cosas.

Siempre debes asegurarte – en la medida de lo posible – de que los alimentos que comas sean frescos, estén bien cocinados y se sirvan bien calientes.

Con la comida de la calle puedes ver lo limpio que está el ambiente de la cocina y la comida se prepara justo enfrente de ti. Pero siempre busca señales de buenas prácticas de higiene en cualquier lugar en el que comas. ¿La persona que manipula los alimentos usa guantes desechables y se los cambia con frecuencia? ¿Hay una persona que maneja el dinero o, por lo menos, la persona que cocina los alimentos se cambia los guantes cada vez que maneja dinero en efectivo? ¿Se lava las manos con frecuencia? ¿Los alimentos crudos se dejan al descubierto o se almacenan correctamente? Estas cosas pueden parecer intrascendentes, pero son importantes.

Debes evitar o por lo menos tener mucho cuidado con lo siguiente:

  • Ensaladas que pueden haber sido preparadas con agua local sin tratar
  • Frutas y verduras crudas que tú mismo no hayas pelado o cortado
  • Alimentos que se comparten, como en los buffets
  • Alimentos poco cocinados, crudos o recalentados, especialmente carne, pescado o arroz.

Probablemente no vas a evitar un poco de malestar estomacal por completo durante tus viajes, especialmente si viajas a largo plazo, pero si aplicas las buenas prácticas de higiene de los alimentos y las sigue en la medida de lo posible, entonces puedes al menos minimizar el riesgo de enfermarte.

No tengas miedo de la comida local

Comer comida local y adentrarse en la cocina local es uno de los verdaderos placeres de viajar y uno que nunca debe perderse, pero dicho esto, también se necesita un poco de sentido común. Saltar directamente a una dieta de curry picante o de carne roja es una buena manera de asegurar algún tipo de malestar gastrointestinal si tu estómago no está acostumbrado a ello.

Las intolerancias alimentarias ocurren cuando tu intestino no puede digerir adecuadamente los alimentos que ha comido o cuando has introducido algo completamente nuevo y diferente, lo cual puede irritar el tracto digestivo y provocar dolor de estómago, calambres, gases, diarrea, vómitos y acidez estomacal. No te preocupes, esto generalmente no es nada serio y pasará relativamente rápido. El truco para probar nuevos alimentos y una nueva cocina es comer solo un poco hasta que te acostumbres o mezclarlos con la comida a la que estás acostumbrado.

Intenta mantenerte activo

Una de las mejores maneras de mantenerse en forma y saludable y combatir las infecciones no deseadas es el ejercicio. Los beneficios del ejercicio son bien conocidos y están bien documentados: mejora tu salud y bienestar general y fortalece tu sistema inmunológico, lo que te hace menos susceptible a las enfermedades. Y si te enfermas, tu cuerpo está en mejores condiciones de combatir la infección y de volver a ponerte en pie más rápidamente.

Si no estás activo o en forma antes de comenzar a viajar, utilízalo como excusa para comenzar. Haz una caminata por la selva, sube a la montaña o al campo, nada en el mar, haz footing, lo que más te guste, siempre y cuando te dé un poco de aliento.

Protégete del sol

Sun shining through tall plantsLas quemaduras solares pueden arruinar seriamente una buena experiencia de viaje.

Las recomendaciones actuales sobre protección solar dicen que se debe utilizar un factor mínimo de 15, aunque el más recomendable durante los viajes es el de al menos SPF 30.

Pero protegerse del sol va más allá de las quemaduras solares. También debes mantenerte bien hidratado si viajas a un país o región con un clima cálido o tropical, así como cubrirte con ropa suelta e incluso con un sombrero. Si no lo haces, entonces la deshidratación puede comenzar muy rápidamente y eso te puede llevar a problemas más serios como el agotamiento por calor y el golpe de calor, que si no se atiende a tiempo puede convertirse en una emergencia médica.

Ocurre mucho más fácilmente de lo que muchas personas piensan, así que sé sensato, usa protector solar, cúbrete y manténte hidratado.

Protégete de las picaduras de mosquitos

Beds in Africa protected by mosquito netsLas picaduras de mosquito son una pesadilla absoluta para cualquier viajero. En el mejor de los casos, simplemente te molestarán con ronchas dolorosas y con picor, pero en el peor de los casos pueden transmitir una gran variedad de enfermedades, como la fiebre amarilla, el dengue y la chikungunya, por no hablar de la malaria.

Los mosquitos pueden ser un problema en muchas partes del mundo, pero los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la Organización Mundial de la Salud y el Servicio Nacional de Salud son lugares excelentes para averiguar dónde hay brotes de enfermedades como el dengue o la malaria.

Incluso si te encuentras en un área de bajo a ningún riesgo, es una buena idea evitar que los mosquitos te piquen aunque sólo sea por evitarte la molestia de las picaduras dolorosas. No hace falta decir que lo mejor que puedes hacer para protegerte de las picaduras es usar medidas preventivas:

  • Las habitaciones con aire acondicionado son ideales para minimizar las picaduras de mosquitos, ya que a menudo están mejor selladas y son menos propensas a dejarlos entrar.
  • Cúbrete. Es esencial llevar la ropa adecuada. Usa ropa ligera y suelta de algodón que cubra la mayor parte de tu piel, especialmente alrededor de las horas y lugares de mayor exposición, por ejemplo, cerca de cuerpos de agua o al atardecer o después de que oscurezca, la hora pico en que los mosquitos portadores del paludismo se alimentan.
  • Duerme bajo mosquiteros, preferiblemente recubiertos de permetrina, cuando sea necesario.
  • Utiliza espirales antimosquitos y dispositivos enchufables cuando sea necesario.
  • Aplícate siempre y regularmente una buena dosis de spray antimosquitos.

Es importante recordar que ninguno de estos métodos es completamente infalible. Puedes hacer todo bien y aún así ser picado. Sin embargo, siempre puede minimizar sus riesgos con los consejos anteriores.

Visita a tu médico antes de tus viajes

Es importante que hables de tus planes con un profesional de la salud mucho antes de emprender tu aventura alrededor del mundo. No lo dejes para el último minuto pues las vacunas pueden necesitar ser programadas con semanas de diferencia y es posible que las necesites.

La prevención es siempre mejor que la cura, y nada es mejor para protegerte del riesgo de contraer una enfermedad que estar vacunado contra ella.

No todas las vacunas son necesarias para cada persona en cada viaje. Todo depende de las vacunas que ya tengas puestas, del país o región que vas a visitar y de otros factores individuales, como tu historia clínica personal, el tiempo que vas a estar de viaje y lo que vas a hacer en ese tiempo.

Recuerde que estos son consejos generales de salud solamente, no son un reemplazo para una consulta con su médico, donde las preocupaciones individuales de salud pueden ser discutidas basadas en su historia personal.

Dejar respuesta

Por favor, escriba un comentario
Por favor, introduce tu nombre