Viajar con niños pequeños1

 

No importa cuántos viajes hayas hecho anteriormente, viajar con niños pequeños es una experiencia muy diferente a viajar solo con mochilas o en pareja. Generalmente cuando planeas el primer viaje como familia con niños pequeños son muchas las preguntas que tienes en mente y no sabes ni por dónde empezar.

Entre esas preguntas seguro que están estas: ¿Tengo que hacerles pasaportes a los niños? ¿Necesito obtener la autorización de un médico antes de viajar? ¿Qué debo empacar? ¿Cómo los mantendremos entretenidos?

Si no tienes experiencia en viajar con niños pequeños con seguridad que cometerás algunos errores y aprenderás algunas lecciones valiosas por las malas. Para ayudarte un poco en esta nueva experiencia, te comparto algunos de los consejos para hacerte más fácil tu primer viaje con niños pequeños.

Reserva un alojamiento con áreas separadas para dormir

family friendly accommodation that you can stay in with kids with a pool
Elige alojamientos que ofrezcan suites de una o dos habitaciones en lugar de la habitación estándar de hotel. Te costará un poco más de dinero pero una buena noche de sueño es el ingrediente clave para un viaje familiar exitoso.

Ten en cuenta que si todos están amontonados en una habitación, es probable que tengas que irte a dormir a la misma hora que los niños. Si ha sido un largo día de viaje y lo que buscas es dormir, esto no será un problema. Sin embargo, si deseas tomarte un trago, leer un libro, ver una película o tener una conversación con tu pareja, es mejor reservar un alojamiento que tenga áreas separadas para dormir.

No todos los hoteles ofrecen suites de una o dos habitaciones, así que necesitas investigar un poco antes de hacer la reservación. Es mejor utilizar la mayoría de los sitios grandes como Expedia.com o Booking.com para tener una idea de las opciones de hoteles dentro de nuestro rango de precios y luego ir directamente al sitio web del hotel para investigar las opciones de habitaciones y la disponibilidad.

El alquiler de apartamentos es la mejor opción para alojarse con niños pequeños. A menudo son más baratos que los hoteles y tendrás todas las comodidades de un hogar. Busca apartamentos céntricos con cocinas completas y que tengan lavadora, esto te ahorrará tiempo y dinero. Recomiendo que busques en Airbnb.

Reserva con anterioridad

Cuando viajas, solo o en pareja, parte de la aventura es llegar sin un plan y dejarte llevar por tus impulsos. El problema con este estilo de viaje es que cuando lo haces con niños pequeños hay que tener en cuenta su umbral de incomodidad.

Para hacerte un favor a ti mismo y a los niños te aconsejo que hagas las reservaciones de hotel y transporte con anticipación para evitar frustraciones innecesarias. Deambular por las calles durante horas en busca de una habitación de hotel o esperar horas en una estación de tren no es nada cómodo y mucho menos cuando se le añaden a esta situación unos niños molestos.

No asumas que el hotel o la vivienda de alquiler tendrá una cuna o silla alta disponible. Llama con anticipación para confirmar la disponibilidad, incluso si el sitio web del hotel indica que tiene cunas, cuando llegues pueden que ya se las hayan dado a otro huésped.

Aligera el equipaje

¿Sabías que la mayoría de los destinos de viaje más populares tienen servicios disponibles para que las familias alquilen cochecitos, cunas, asientos para niños, sillas altas y corrales?

La disponibilidad depende del lugar, la época del año y del tiempo que necesites utilizar el artículo. Todavía no existe ningún sitio web que funcione para todos los destinos, así que lo mejor es preguntarle a Google y utilizar un negocio local que tenga buenas críticas.

Contrata un seguro de viaje adecuado

Este consejo se explica por sí solo. El seguro de viaje puede parecer un gasto molesto e innecesario, pero siempre es mejor prevenir que tener que lamentar, especialmente cuando se viaja con niños pequeños.

Si uno de los niños tiene una intoxicación alimentaria o si el más travieso tiene un pequeño accidentes, la ida al hospital no está descartada. Tener un seguro de viaje en estos momentos te ahorrará muchos dolores de cabeza. Busca un seguro de viaje adecuado que los proteja a todos. Si tienes algunas dudas, habla con algún funcionario del seguro y hazle todas las preguntas necesarias y háblale de tus preocupaciones específicas.

Viajar con niños pequeños2

Lleva una tableta

Una tableta es uno de los principales artículos de viaje sin los que nunca debes salir de viaje sobre todo si viajas con niños pequeños. Puedes utilizarla para juegos, música o para que vean dibujos animados o películas infantiles. Una o dos tabletas serán un salvavidas, especialmente en vuelos largos y en los momentos en que se necesita un poco de tranquilidad.

Elige el destino sabiamente

Elegir el destino correcto puede hacer que el viaje sea maravilloso o que tengas que  interrumpirlo. Es importante considerar las necesidades de los niños pequeños, pero es igualmente importante visitar un lugar que te interese. La mayoría de los destinos tienen algún tipo de parque de diversiones o atracciones para toda la familia, así que cuando vayas a elegir el destino, busca lugares que también tengan algo de diversión para adultos.

Los viajes largos, con cambios de avión, son difíciles para los más pequeños, así que es prudente elegir un destino que tenga vuelos directos. Elegir hoteles con una ubicación céntrica y/o cerca de la playa o de otras atracciones, reduce la necesidad de taxis o transporte público. Asegúrate de tener en cuenta estas cosas cuando elijas un destino.

Reducir la velocidad

Si hay un consejo importante para cuando viajas con niños pequeños es ir más despacio. No trates de viajar de la misma forma en que lo hacías solo o en pareja. Los viajes con niños pequeños son diferentes, así que trata de no planificar demasiadas actividades o visitas turísticas en un solo día. Es mejor hacer una actividad o un recorrido grande por las mañanas cuando todos están frescos y llenos de energía.

Las experiencias de viaje más agradables son aquellas en las que pones las expectativas adecuadas para cada día. Recuerda que viajar se supone que es divertido. Para viajar con niños pequeños se necesita un poco más de planificación y un ajuste de actitud, pero esos días de diversión familiar valen la pena y todos tendrán maravillosos recuerdos.

Dejar respuesta

Por favor, escriba un comentario
Por favor, introduce tu nombre