Sudáfrica 1

Las fotografías son una parte importante de la experiencia del viaje y mucha gente a menudo se decepciona con sus primeras fotos con una cámara nueva. De alguna manera, las imágenes no se ven tan bien como esperaban.

Esto se debe a que si bien la nueva cámara puede ser capaz de tomar mejores fotos, va a requerir un poco de tiempo y esfuerzo para aprender a sacarle el máximo provecho. Se necesita un poco de prueba y error para llegar a tomar buenas fotos y que se vean como tú quieres.

Consejos para sacar el máximo provecho a tu cámara

Lee el manual

Las cámaras modernas son equipos complejos con múltiples funciones y capacidades. La forma de acceder y gestionar estas funciones varía según el modelo de cámara. No te preocupes, no quiero que te sientes con el manual de tu cámara y te lo aprendas completo de memoria. Pero es la mejor forma para averiguar al menos lo básico del funcionamiento de tu nueva cámara.

Te llevará un poco de tiempo acostumbrarte a encontrar todas las funciones a las que quieres acceder; incluso cosas tan sencillas como cambiar el modo de enfoque o la configuración ISO puede que no las encuentres fácilmente en el menú.

Lee el manual para al menos hacerte una idea de lo que hacen todos esos botones.

Aprende los conceptos básicos de composición

La parte clave de la fotografía eres tú, el fotógrafo, no la cámara.

Afortunadamente, tomar mejores fotos con tu nueva cámara no es ciencia espacial y cualquiera puede aprender lo básico. Si te enseñas a ti mismo algunas reglas básicas para componer las fotografías, podrás tomar fotos increíbles.

Estas reglas no son difíciles de entender. Sólo requieren que se apliquen algunos principios simples a todas las fotos.

Con el tiempo, a medida que uses más estas reglas, empezarás a aplicarlas naturalmente y tendrás la capacidad de componer una foto sin tener que pensar demasiado en como hacerlo.

Cancún, México foto

El triángulo de exposición

Los conceptos básicos de cómo funciona una cámara para capturar la luz son importantes de dominar, pero desafortunadamente pueden ser confusos. Muchas personas simplemente se rinden y dejan su cámara en modo automático, sin darse cuenta del potencial de su dispositivo.

Esto no se debe a que los fabricantes de cámaras añaden cada vez más cosas a sus productos en un esfuerzo por destacar en un mercado saturado, lo que significa que puede que no estés seguro de qué controles son importantes y cuáles son superfluos.

He aquí un consejo: los controles más importantes son los que afectan a lo que los fotógrafos llaman «el triángulo de exposición», es decir, la velocidad de obturación, la clasificación ISO y la apertura. Estos tres elementos clave de una cámara, sobre los que tienes el control, te permiten variar la cantidad de luz que captura la cámara.

Cambiar cada uno de estos tres controles tendrá un impacto diferente en el aspecto de una foto, pero en general controlan lo mismo: lo oscura o brillante que es la imagen. Empieza a experimentar con la apertura, la velocidad de obturación e la ISO, y no tengas miedo de equivocarte: ¡las fotos digitales son gratis!

Aprende sobre la luz

En su forma más básica, una cámara es sólo un dispositivo para capturar la luz, que no ha cambiado desde que se inventaron por primera vez en el siglo XIX.

Por lo tanto, la luz es un componente clave de la fotografía. Diferentes horas del día ofrecen diferentes calidades de luz, con la luz alrededor del atardecer y el amanecer ofreciendo una calidad más cálida y suave a nuestras imágenes, mientras que la luz del mediodía es menos halagadora, con un contraste áspero y colores más planos. Lo ideal es fotografiar más cerca del amanecer y el atardecer y menos hacia el mediodía, si es posible.

También es importante de dónde viene la luz. Si disparas directamente al sol, encontrarás que el sujeto probablemente será una silueta negra. En su lugar, debes colocar el sol detrás de ti cuando tomes fotografías, para iluminar correctamente al sujeto y tener los mejores resultados.

Koh Lanta, Tailandia

Desafíate a ti mismo

La fotografía es una habilidad y la mejor manera de mejorar una habilidad es practicándola. Puedes leer artículos como este todo el día, pero la verdad es que necesitas salir al mundo, aplicar ese conocimiento y empezar a entrenar tu cerebro para convertirte en fotógrafo.

Una manera de hacer esto es empezar a plantearse desafíos, dándose un enfoque y una razón para salir. Tal vez sea algo simple, como una foto de un tema nuevo cada día. Tal vez establezcas un tema semanal y te ciñas a él. Sea lo que sea, sólo asegúrate de darte tantas oportunidades de aprender como sea posible. De esa manera, cuando te vayas en un viaje o aventura que realmente quieras fotografiar, ¡estarás listo!

Acostúmbrate a llevar la cámara contigo

Esto se relaciona con el consejo anterior, en el que la práctica hace al maestro. La mejor cámara es siempre la que tenemos encima. Así que si acabas de adquirir una cámara nueva, acostúmbrate a llevarla a cualquier lugar y practica su uso. Si siempre está contigo, nunca tendrás una excusa para no sacarla y usarla.

Deja la cámara cerca de las llaves, cerca de la chaqueta o al lado de los zapatos. El sólo hecho de tener la cámara contigo aumentará la frecuencia con la que la usas.

Guardar las fotos en formato RAW

Te sugiero guardar las fotografías en RAW en lugar de en JPG. Si estas letras no significan nada para ti, no te asustes. Son formatos para la forma en que la cámara guarda los datos de imagen que captura.

La diferencia es que un archivo RAW contiene todo lo que la cámara ha capturado, mientras que un JPG es más bien un producto acabado, que ha sido editado por la cámara y reducido en tamaño.

Mientras que un JPG es más conveniente (puedes compartirlo directamente en los medios sociales), también te limita el control en el proceso de edición. Con el archivo RAW tienes control total sobre la apariencia final de la imagen. Es un poco más de trabajo por tu parte, pero al final vale la pena.

Empieza a editar tus fotos

Es importante editar las fotos, incluso hacerle unas correcciones menores, como enderezar un horizonte o ajustar la nitidez y el contraste, pueden marcar la diferencia entre una foto buena y una gran foto.

No te desanimes pensando que vas a tener que pasar mucho tiempo editando tus fotos. Hay muchas aplicaciones que facilitan este proceso.

Seguir adelante

La razón por la que las personas tienen éxito en las tareas no es porque sean necesariamente mejores que otras personas. Es porque siguen perseverando, a pesar de los reveses, frustraciones y barreras mentales hasta llegar al éxito.

En la fotografía es lo mismo. Los mejores fotógrafos del mundo empezaron sin tener ni idea de lo que estaban haciendo. Lo que los llevó a donde están hoy en día fue un impulso para tener éxito, la voluntad y el esfuerzo.

Así que no te rindas ¡Haz de la fotografía tu pasión y te recompensará!

Dejar respuesta

Por favor, escriba un comentario
Por favor, introduce tu nombre