Dinero para el viaje1

Al igual que no hay ningún secreto para viajar, tampoco hay un secreto real para hacer que dure tu dinero cuando viajas.

La manera de hacer que tu dinero dure es ser inteligente y realista sobre tu presupuesto y hacer su investigación antes del viaje.

Cuando veas a algunos viajeros llevando un diario de gastos para controlar su presupuesto, puedes estar seguro de que son de los terminan el viaje manteniéndose dentro del presupuesto.

Mientras estás de viaje, al igual que en casa, habrá circunstancias imprevistas que afectarán tus ahorros, como la pérdida de un vuelo, el robo de una cámara fotográfica o un cambio de planes que te obligará a pagar un suplemento por el alojamiento. No puedes evitar este tipo de cosas, pero puedes planificar un fondo para ellas. Puedes estar preparado, conocer tu presupuesto y asegurarte de que puedes pagar tus viajes.

Cómo hacer que dure tu dinero cuando viajas

Aquí hay cinco maneras de asegurarte de que nunca se te acabe el dinero cuando viajas:

Paso 1: Sé realista en qué quieres gastar dinero.

Cuando viajas, debes tener en cuenta el gasto de dinero en alojamiento, excursiones o incluso en transporte. Busca el alojamiento más barato y camina todas partes que puedas. Si necesitas transporte, usa el transporte público o haz autostop.

Pero si lo que quieres hacer es gastar mucho dinero en comida y bebida y para tener presupuesto para eso estás dispuesto a dormir en dormitorios compartidos o caminar diez kilómetros, hazlo.

Si puedes comer todas tus comidas en la cocina de un albergue, entonces un pequeño presupuesto de alimentos es para ti. Si planeas Couchsurfing todas las noches de la semana, entonces no necesitas casi nada para el alojamiento. Si vas a viajar por Europa y sabes que te encanta beber vino, seguro que vas a comprar vino.

Sé realista sobre lo que quieres hacer en tu viaje con tu presupuesto.

Paso 2: Investiga y planifica antes de partir.

Cuando te conoces a ti mismo y sabes en qué quieres gastar dinero, es fácil crear un presupuesto sólido que te cubra durante todo el viaje. Y aquí es donde viene la investigación previa al viaje . ¿Tomarás algún tour o unas clases de cocina? ¿Vas a hacer puenting o a bailar toda la noche en un club?

Una vez que conozcas tus intereses, puedes calcular tu presupuesto.

Hoy en día, no es necesario que te vuelvas loco cuando planeas el presupuesto para tu viaje, porque hay mucha información disponible en línea sobre los precios. Puedes buscar en Google el precio de cualquier cosa que desees.

Si quieres que tu dinero dure, necesitas saber exactamente cuánto crees que vas a gastar.

Con demasiada frecuencia se oyen historias de viajeros que son sorprendidos por gastos inesperados que hacen trizas su presupuesto. Claro, siempre pasa algo que no se puede predecir, pero la mayoría de la gente se deja sorprender por cosas que debería haber anticipado. ¡Esa gira es muy cara! ¡No esperaba que las bebidas me costaran tanto! ¡Este lugar es más caro de lo que pensaba!

No seas como esta gente. Investiga, planifica con anticipación y evita las trampas que te harán regresar a casa mucho antes (y mucho más pobre) de lo que deseas.

Dinero para el viaje

Paso 3: Calcula tu presupuesto ideal.

Calcula un presupuesto con lo que piensas que te costará el viaje. Anota todas las cosas que quieres hacer, dónde quieres hacerlas y cuánto te costarán. Anota las comidas y bebidas, el seguro de viaje, el transporte, los vuelos, el alojamiento, las actividades y cualquier otra cosa que creas que sea relevante.

Paso 4: Adapta tus expectativas a tu realidad económica.

Recorte mucho de mi presupuesto e itinerario ideal basado en cuánto sabía que iba a ahorrar para mi viaje. Si quieres hacer cosas que suman un total de $10,000 pero sabes que sólo tendrás $7,000 para el viaje, entonces tienes que hacer recortes en tu itinerario ideal para ajustarlo a tu realidad financiera.

Paso 5: Lleve un registro de todos sus gastos.

Finalmente, después de que hayas hecho tu presupuesto realista y te hayas puesto en marcha, necesitas hacer un seguimiento de todos tus gastos. Las personas que tienen que irse a casa antes de tiempo son siempre las que no tienen ni idea de cuánto dinero están gastando en el viaje.

Al hacer un seguimiento de todos los gastos, desde el alojamiento hasta la botella de agua que compraste, puedes ver si vas por buen camino o si estás gastando más de la cuenta, en cuyo caso puedes ajustar tus gastos y volver al buen camino.

Esto es lo más importante que puede hacer para que te dure el dinero cuando viajas.

Si haces un seguimiento de tus gastos (claro, tienes que acordarte de hacerlo y es fácil de olvidar) pronto se convertirá en un hábito. Puedes hacer el seguimiento en un diario o usar una aplicación.

Si planeas bien tu presupuesto, te durará hasta el final del viaje. No importa lo que hagas, escribe tus gastos. Llevar un registro de tus gastos te permite hacer ajustes a medida que avanzas y te aseguras de que tu dinero te dure todo el tiempo del viaje.

Si alguna vez te pasas del presupuesto pues lo compensas en los días siguientes. Pero siempre estar atento pues no es lo mismo pedir una bebida extra que reservar una excursión a la Gran Barrera de Coral.

Cuanto mejor te conozcas a ti mismo y calcules un presupuesto basado en eso, más tiempo te durará el dinero cuando viajes.

Dejar respuesta

Por favor, escriba un comentario
Por favor, introduce tu nombre