Vang Vieng, Laos 2

La ciudad de Vang Vieng, en Laos, se está recuperando nuevamente como destino turístico. Vang Vieng ha dejado atrás su reciente pasado y ya se comienzan a ver los resultados de su renovación.

Ahora cuando llegas a Vang Vieng, en la orilla del río verás las tirolinas y los columpios de cuerdas sin usar, bares que hace mucho tiempo se cerraron con tablas y en los que se pueden ver aún los carteles descoloridos que anunciaban bebidas baratas.

Apenas se oye un ruido en las inmediaciones. Nada de música a todo volumen. Nada de mochileros saltando a un río, quizás demasiado poco profundo. Ahora sólo verás unos pocos kayakistas y algunos turistas disfrutando del calor del sol al final del día.

Qué visitar en Vang Vieng en 3 días

sunset on vang vieng%image_alt%27s gorgeous landscape

Pero a finales de los años 90, no era así. Los mochileros descubrieron este pequeño pueblo en el medio de Laos. Ubicado junto a un hermoso y refrescante río y rodeado de cuevas, lagunas y montañas, era el lugar perfecto para relajarse en la ladera de la montaña. Era barato, las drogas abundaban y todo estaba permitido.

Mochileros en Vang Vieng

Con el paso de los años, se corrió la voz y Vang Vieng se convirtió en la preferida de los mochileros: una ciudad llena de bares y clubes que servían a los turistas que venían a emborracharse lo más posible y a consumir drogas (todas ellas ilegales en Laos), que se burlaban de las costumbres locales y cuyo comportamiento dejaba mucho que desear. El paisaje circundante y sus actividades fueron ignorados a favor del río, que se llenó de bares que vendían bebidas baratas y diversión.

Cada año más y más gente iba a Vang Vieng y cada año los mochileros actuaban de manera tonta e imprudente, con el resultado de un promedio de 24 muertes anuales por beber, drogarse o saltar al río poco profundo.

Finalmente, a finales de 2012, los funcionarios locales prohibieron el tubing y las fiestas en el río.

Sin el tubing y sin las fiestas, los mochileros dejaron de ir. Durante meses, Vang Vieng fue un pueblo fantasma. La economía sufrió y los lugareños se preocuparon por el futuro. Alrededor de un año después, los funcionarios permitieron nuevamente el tubing, pero con reglas muy estrictas. Ahora, sólo pueden abrirse tres bares a la vez y ya no hay columpios en el río, ni drogas, ni toboganes de la muerte, ni actividades peligrosas. Y además, con el toque de queda a medianoche, la fiesta ya no dura toda la noche.

El número de mochileros se ha reducido muchísimo y han sido reemplazados por una creciente población de turistas coreanos y chinos, que no se emborrachan y gastan más dinero. Ahora los bares de la orilla del río están vacíos mientras que el centro de la ciudad crece con hoteles, tiendas y restaurantes de alto nivel que atienden a las nuevas oleadas de turistas.

«Esto es bueno. Hay menos turistas, pero gastan más dinero», dijo el dueño de un restaurante.

Vang Vieng ya no es la ciudad hedonista de la jungla que era antes. Ahora es un destino turístico tranquilo para aventuras al aire libre, caminatas por la selva y días de pereza refrescándose en el río.

backpacker buses and transportation in vang vieng, laos

Vang Vieng ha recuperado su lugar como uno de los lugares de visita obligada en Laos.

El nuevo Vang Vieng

El nuevo Vang Vieng sigue conservando algunas de las viejas costumbres: el famoso bar Sakura sigue ofreciendo música hasta medianoche y regalando bebidas hasta las 9 (en serio).

Ahora Vang Vieng es un lugar mucho más relajado.

Hay poca gente por los alrededores, algunos días 50-60 personas flotarán tranquilamente por el río; otros días habrán sólo 20. La cantidad de turistas varía mucho según la temporada. Pero nunca serán los cientos y cientos que solían visitar los bares todos los días hasta emborracharse. Además, mucha gente ahora se salta los bares y las fiestas, y sólo alquila un tubo por el hecho de alquilarlo.

Los lugareños, conscientes de la mala reputación que tenía su ciudad, están contentos con esta nueva forma de turismo.

El declive del Tubing ha permitido que la gente finalmente participe en otras actividades. Ahora el enfoque puede ser explorar las docenas de cuevas locales y relajarse en las piscinas. Muchos operadores turísticos están ofreciendo tours en kayak, aventuras en tirolesa y caminatas de un día completo alrededor de las montañas. El centro de la ciudad está repleto de restaurantes coreanos, hoteles boutique e incluso un sorprendente restaurante mexicano llamado Amigos.

Eso no quiere decir que no vayan muchos mochileros a Vang Vieng, pero no en las cantidades que solían hacerlo. Además, los actuales mochileros se enfocan más en otras actividades al aire libre. Claro, todavía llegan esperando encontrar la Sodoma de antaño, pero rápidamente descubren que ya no existe.

El nuevo Vang Vieng es la ciudad que siempre debió haber sido. Está trabajando duro para deshacerse de su antigua mala reputación y atraer a viajeros de mejor calidad. Visita Vang Vieng y disfrutarás de unas espectaculares puestas de sol rosas y naranjas, de las alucinantes piscinas de color azul aguamarina y de la tranquila campiña.

Hoteles Recomendados en Vang Vieng

Larng Yay Vangvieng Hotel   Larng Yay Vangvieng Hotel
El Larng Yay Vangvieng Hotel se encuentra en Vang Vieng, a 80 metros de la oficina de correos, y ofrece habitaciones con aire acondicionado.

Ver precio
Amari Vang Vieng   ★★★★ Amari Vang Vieng
El Amari Vang Vieng, situado en Vang Vieng, a pocos pasos de la oficina de correos, ofrece restaurante, aparcamiento privado gratuito, piscina al aire libre y centro de fitness.

8,9 Fabuloso 396 opiniones
Ver precio
River View Villas   River View Villas
El River View Villas está situado en Vang Vieng, a 3,1 km de la oficina de correos y a 5 km de la cueva del elefante Tham Chang, y ofrece alojamiento con jardín y aparcamiento privado gratuito.

Ver precio

Dejar respuesta

Por favor, escriba un comentario
Por favor, introduce tu nombre