Saltar al contenido
Rutas Turísticas

Viajar a Panamá

Ciudad de Panamá

Desde la creación del mundialmente famoso Canal de Panamá en 1914, este país ha estado en el corazón del transporte marítimo internacional, sirviendo como punto de conexión entre el Pacífico y el Caribe. En los últimos años, Panamá se ha convertido en un destino turístico importante, aunque también es un gran centro para la banca internacional.

La mayoría de los viajeros inician su viaje en Ciudad de Panamá y siguen la ruta turística de Bocas del Toro, Boquete y las islas San Blas, pero si se dirigen a algunos de los destinos menos conocidos serán recompensados con mejor comida y magníficas vistas. Panamá es un país genial con mucha vida salvaje, parques nacionales y playas que vale la pena explorar.

Cosas que ver y hacer en Panamá

Visitar el Canal de Panamá

Inaugurado en 1914, el Canal de Panamá tiene 50 millas de largo y a través de las esclusas, eleva los barcos desde el Pacífico atravesando Panamá, antes de bajarlos de nuevo en el Caribe. El canal utiliza tres juegos de esclusas: Miraflores y Pedro Miguel en el lado del Pacífico y Gatún en el lado del Caribe. La mayoría de los turistas visitan las Esclusas de Miraflores desde Ciudad de Panamá.

Pasar el rato en Bocas del Toro

Bocas es el destino turístico más popular de Panamá, donde se mezclan la relajada actitud caribeña con el hermoso entorno natural de selvas, bosques y manglares. El surf es muy popular aquí y siempre hay taxis acuáticos alrededor para llevarte a una cala aislada o a los mejores lugares para practicar snorkel.

Photo by Ken Mayer (flickr: @ken_mayer)

Relájese en Boquete

Boquete es un pequeño y encantador pueblo ubicado en la región montañosa de las tierras altas de Chiriquí. Aquí puedes visitar el Parque Nacional Volcán Barú donde se puede subir al único volcán de Panamá y practicar senderismo en la ruta de los Quetzales, en la que si tienes suerte podrás ver alguna de estas hermosas aves. Panamá está a la par de Colombia, Perú y Costa Rica cuando se trata de café de calidad, visite alguna plantación en Boquete, como Café Ruiz o Finca Lérida, las cuales tienen buenos tours y le dan una historia detallada. Los precios de los tours oscilan entre 10-25 USD e incluyen una degustación de café.

Navegar hasta las islas de San Blas

Este archipiélago en el Caribe panameño tiene más de 300 islas. Es un lugar popular para navegar y hacer excursiones en barco, aunque no hay centros turísticos en caso de que quiera estar varios días puede hacerlo en los bohíos de los gunas. En algunas de las islas sí hay restaurantes. Hay muchos lugares maravillosos y hermosos para navegar, bucear y hacer snorkeling.

Ver las Ruinas de Panamá Viejo

Panamá fue la ciudad comercial española más importante de la costa del Pacífico hasta que fue evacuada y destruida por sus habitantes ante la amenaza de saqueo por el Capitán Henry Morgan. En 1673 se reconstruyó la ciudad a 2 km de la original, en lo que es hoy el Casco Antiguo. Las ruinas cubren un área bastante grande, abarcando calles, plazas, una catedral, iglesias, conventos, un hospital, paredes y puentes, todos hechos de piedra. Está abierto de martes a domingo.

Paseo en bicicleta por la calzada de Amador

Esta calzada de 6 km de longitud se construyó en 1913 junto con el Canal y une Ciudad Panamá con cuatro islas. Es perfecto para pasear en bicicleta ya que la vista es fantástica. Se puede ver el Canal por un lado y por el otro lado una hermosa vista de la ciudad. Hay un montón de restaurantes y tiendas turísticas para parar en el camino. Hay muchos lugares de alquiler de bicicletas disponibles allí mismo.

Monte en el Ferrocarril del Canal de Panamá

El Ferrocarril de Panamá conecta la Ciudad de Panamá en la costa del Pacífico con Colón en la costa del Atlántico. El tren es una locomotora anticuada con un gran coche de observación que ofrece vistas del canal, del lago Gután, del Parque Nacional Soberanía y del río Chagres. Trabaja de lunes a viernes y el viaje de ida y vuelta cuesta 50 USD. Vale la pena ver ambos océanos en un solo viaje de aproximadamente 3 horas.

Visita Portobelo

Este pequeño y tranquilo pueblo recibió el nombre de «Puerto Bello» de Cristóbal Colón en 1502 y con el paso del tiempo, el nombre fue acortado a Portobelo. Las fortificaciones de la ciudad del siglo XVIII fueron construidas por los españoles para proteger su oro de los piratas. Junto con el Fuerte de Santiago con sus cañones apuntando a la bahía, se pueden ver otras fortificaciones también declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Explorar el Casco Antiguo

En las afueras de la ciudad de Panamá se encuentra el Casco Viejo, la ciudad más antigua de las Américas. Hoy en día, las calles de ladrillo rojo de la ciudad están llenas de clubes, bares, restaurantes y cafés, aunque la arquitectura de estilo español todavía da a toda la zona un sentimiento histórico. En 1998, la UNESCO reconoció la importancia cultural e histórica de la ciudad y la declaró Patrimonio de la Humanidad.

Nota: Panamá utiliza tanto la moneda nacional, el Balboa, como los USD, ambos tienen el mismo valor.